Antes de la vigencia del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación en la República Argentina, al momento de planificar o ejecutar el tránsito generacional en la gestión y en la sucesión en la propiedad de la empresa familiar, la normativa aplicable solo aparecía tutelando los intereses individuales de los sujetos integrantes de la familia, considerándolos como propietarios “herederos” con derechos de orden público a tomar inmediata posesión de su porción “legítima” de la herencia en especie y a exigir en cualquier tiempo la partición, sin atender a la existencia de la empresa familiar como tal, y a la necesidad de su tutela y continuidad. Por el contrario, el nuevo régimen de Derecho privado sí prevé una serie de institutos novedosos en materia de contratos, sociedades, derecho de familia y sucesiones, de las que resulta un nuevo marco legal que es muy positivo para el mejor funcionamiento y continuidad de la empresa familiar.

Tagged with:  
Enviar para um amigo
Enviar para um amigo
| |   Enviar   | |

Licença Creative Commons Esta publicação está licenciada com uma Licença Creative Commons - Atribuição-NãoComercial-SemDerivações 4.0 Internacional.


© 2012 || Civilistica.com || webdesign by pedro gentil